El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, disertó este mediodía en el Ciclo de Conferencias organizado por el Rotary Club de Buenos Aires, que se realizó en un hotel céntrico de la Capital Federal, bajo el lema «Hacer por la Argentina».

De cara a un posible encuentro de la Mesa de Enlace con el candidato a presidente de la Nación por el Frente de Todos, Alberto Fernández, el titular de la rural aseguró, «deseamos que Alberto Fernández se pronuncie en el máximo detalle sobre su propuesta para el sector agroindustrial. Para muchos productores agropecuarios todavía están frescas las heridas de la 125. La grieta se supera amigándose con el campo«.

 Deseamos que Alberto Fernández se pronuncie en el máximo detalle sobre su propuesta para el sector agroindustrial. Para muchos productores agropecuarios todavía están frescas las heridas de la 125. La grieta se supera amigándose con el campo

Pelegrina también recordó el rol que tuvo Fernández durante el conflicto por las retenciones móviles en 2008, «siempre estuvo dispuesto a dialogar, pero no tenía poder para resolver los problemas que se habían generado en aquel momento», comentó.

Sobre las reuniones que mantuvo ayer la dirigencia del campo con Mauricio Macri y Roberto Lavagna, donde se presentó un documento con propuestas del campo para que sean incorporadas a las plataformas electorales, Pelegrina dijo, «las reuniones fueron fructíferas y la sorpresa fue que los dos candidatos habían leído el documento. En el mismo pedimos un marco institucional, y estabilidad macroeconómica para seguir realizando nuestras inversiones. Macri adhirió ciento por ciento al documento, y Lavagna indagó la propuesta, y comentó que será difícil sacar las retenciones rápidamente«.

Macri con los dirigentes agrarios

Macri con los dirigentes agrarios

Además, al analizar el impacto que la coyuntura económica actual está generando en la producción agropecuaria, Pelegrina comentó que los principales problemas son las altas tasas de interés que imposibilita el acceso al financiamiento, y la fuerte presión fiscal a través de las retenciones.

Inserción en el mercado internacional

El titular de la rural, además comentó que nuestro país tiene que insertarse al mundo, «ya que hoy solo el comercio internacional de Argentina, es el 21% del PBI cuando el promedio de los países OCDE es del 40%. Necesitamos continuar con la apertura de los mercados, porque el desarrollo viene de la mano de la apertura, de la competencia, y que la política exportadora tiene que ser una política de Estado».

 Pelegrina comentó que los principales problemas son las altas tasas de interés que imposibilita el acceso al financiamiento, y la fuerte presión fiscal a través de las retenciones

En la actualidad, Argentina es el tercer exportador neto de alimentos del mundo, después de Brasil y Holanda, comercializando al mundo cereales, proteínas, fibras y biocombustibles. La demanda de alimentos mantiene por delante una tendencia creciente en su demanda y el comercio internacional de alimentos sigue en crecimiento. Además, la economía del mundo crece entre 3,3 y 3,5% anual, y la población mundial aumenta al 1,1%, «esto es dos Argentinas por año, que se agregan al consumo de alimentos», dijo Pelegrina.

Lavagna y la Mesa de Enlace

Lavagna y la Mesa de Enlace

Por otro lado, el presidente de la SRA, destacó el Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea, el cual va a representar un comercio con un tercio del PBI mundial, que consume entre 2.000 y 3.000 dólares al año de alimentos de alta calidad.

Agroindustria: rol clava para el desarrollo de Argentina

En otro pasaje de su disertación, el ruralista aseguró que Argentina  «tranqueras hacia adentro tiene una gran ventaja competitiva en la producción de cereales y oleaginosas, proteínas, fibras y biocombustibles. Hoy los productores argentinos son competitivos en muchos sectores, por lo tanto, la mejora de la productividad se plantea como una clara oportunidad para ser aún más competitivos».

En ese sentido, el dirigente destacó el nivel récord de producción agrícola que se consiguió en el ciclo 2018-2019, superando las 140 millones de toneladas de granos y oleaginosas. Además, durante el año pasado se vendió un 75% más de fertilizantes que en 2015, las ventas de sembradoras aumentaron 57%; las cosechadoras, 14%, y los tractores un 17%.

La producción agrícola del ciclo 2018-2019, superó las 140 millones de toneladas de granos y oleaginosas

La producción agrícola del ciclo 2018-2019, superó las 140 millones de toneladas de granos y oleaginosas

Por otro lado, Pelegrina destacó que la producción de proteína animal sumó 600 mil toneladas adicionales a las que producía en 2015, con la carne bovina que alcanzó las 3 millones de toneladas, un 12% más que hace 3 años. La producción avícola aumentó un 5%, alcanzando las 2 millones de toneladas, y la producción de cerdo, alcanzó las 620 mil toneladas un 28% más que hace tres años.

Pelegrina también resaltó que la producción de fibras naturales de algodón y lana ovina, aumentaron un 7%, y la producción de biocombustibles lo hizo un 36%.

Además, el presidente de la Rural aseguró que Argentina cuenta con un sistema de producción sustentable, «esto es una clara ventaja, ya que el 70% de la producción de carne se realiza a campo, y el 93% de la superficie implantada es bajo el sistema de siembra directa, con rotación de los cultivos y agricultura de precisión. Este tema no es menor si se observa que hacia adelante, que muchos países van a tener que importar de países que tengan una huella de carbono menor por ser más eficiente al momento de la emisión global«, manifestó.

Limitantes para la producción

Para Pelegrina, el costo argentino «condiciona la eficiencia de muchos de los eslabones de las cadenas de valor, tranqueras afuera. Y además tenemos que adaptar nuestra estructura productiva a las necesidades de la demanda».

Para corregir este escenario, pidió mejorar la competitividad, «ya que todavía estamos muy por debajo del nivel que tienen los principales competidores en el comercio mundial de alimentos». Y sugirió «trabajar en innovación y desarrollo, la nueva tecnología camina hacia la horizontalización de los procesos productivos, esto permite una oportunidad para acoplarnos a las cadenas globales de suministros, con grandes volúmenes y diferenciación».

Por último, la máxima autoridad de la Sociedad Rural Argentina, comentó: «Tenemos mucho para trabajar, pero sobre todo en este concepto de construcción de trabajo publico privada, con el objetivo de transformar las ideas de gobierno en verdaderas políticas de Estado que trasciendan los gobiernos».

 

fuente INFOBAE

Comments

comments