FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

“Rasgos perversos”: la última pericia psicológica a las dos acusadas de matar a Lucio Dupuy

A cuatro meses del brutal crimen de Lucio Dupuy, el nene de cinco años que fue asesinado a golpes en La Pampa, los peritajes psicológicos y psiquiátricos hechos a Magdalena Espósito Valenti y Abigail Páez, la madre de la víctima y su pareja, determinaron que ambas son imputables y comprenden la criminalidad de sus actos.

Además, el informe que fue presentado ante la Justicia el viernes pasado y se conoció en las últimas horas sostiene que las dos mujeres tienen rasgos de perversidad y consideraban que el menor era un “obstáculo” en su relación.

Por último, los peritos resaltaron que tanto la madre de Lucio como su novia comparten otra característica determinante a la luz del delito por el que se encuentran presas desde noviembre: el rechazo a los hombres.

La misandria o misoandria (del griego μισο- miso- ‘que odia’, derivado de μισεῖν miseîn ‘odiar’, ἀνήρ, ἀνδρός anḗr, andrós ‘varón’ e -ia) es un término que hace referencia al odio o aversión hacia los varones u hombres[]​ o la tendencia ideológica o psicológica que consiste en despreciar al varón como sexo y con ello todo lo considerado como masculino. La misandria puede manifestarse de diferentes maneras, que incluyen denigración, discriminación, y violencia contra el varón. 

Wikipedia

Las pericias se iniciaron el lunes 4 de febrero, cuando un equipo de cuatro especialistas de la Justicia se trasladó desde Santa Rosa hacia el Complejo Penitenciario Nº 1 de San Luis, donde están alojadas Espósito Valenti y Páez. El mes pasado, el Ministerio Público Fiscal de La Pampa había pedido una ampliación de la acusación de ambas sospechas por el delito de abuso sexual triplemente agravado.

Lucio vivió un calvario que llegó a su fin el viernes 26 de noviembre de 2021, tras haber sido brutalmente golpeado. Ingresó convulsionando al Hospital Evita de Santa Rosa, pero a pesar del esfuerzo que hicieron por estabilizarlo los médicos no pudieron salvarlo.

De acuerdo a la historia clínica, Lucio fue atendido cinco veces en tres meses por presentar lesiones, algunas de ellas de gravedad. La autopsia determinó que fue asesinado con golpe de puño y patadas. “En mis casi 30 años de profesión nunca vi algo así”, había dicho el forense a la agencia de noticias Télam después de hacer la autopsia.

El informe de los forenses constató además que la víctima tenía marcas de mordeduras y quemaduras de cigarrillo previas al hecho y signos de haber sido abusado sexualmente.

Las imputadas se encuentran alojadas en el Complejo Penitenciario N°1 de San Luis y comparten sus días en la cárcel con otras presas también culpadas de matar a sus hijos. Todavía no reconocen el homicidio y culpan al papá de Lucio por lo que pasó.

Comments

comments