FM Cosmos

Últimas noticias: San Juan, Argentina hoy

Larreta insiste en sumar peronistas, mientras Orrego defiende internamente la movida de su mentor

Interna que arde. Larreta quiere en JxC al gobernador Scharetti, mientras Macri y Bullrich acusan traición. Orrego, financiado por Larreta...

Interna que arde. Larreta quiere en JxC al gobernador Scharetti, mientras Macri y Bullrich acusan traición. Orrego, financiado por Larreta…

DISPUTA DEL PRO Y JXC, se mete en San Juan

La interna está que arde. Rodriguez Larreta quiere sumar Juntos por el cambio al gobernador peronista cordobés Juan Scharetti, mientras Macri y Bullrich lo acusan de traidor. Orrego, financiado por Larreta, hace malabares para justificar internamente la movida de su jefe político.

La disputa interna en el PRO ha alcanzado su punto más álgido, con posturas encontradas entre sus principales referentes. Por un lado, el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, ha expresado su interés en sumar al peronista cordobés Juan Schiaretti a las filas de Juntos por el Cambio. Sin embargo, esta movida ha generado fuertes críticas por parte del expresidente Mauricio Macri y la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quienes acusan a Larreta de traición a los principios del partido.

Mientras tanto, Eduardo Orrego, político financiado por Larreta y con aspiraciones de liderazgo en el PRO, se encuentra en una posición complicada. Por un lado, debe justificar internamente la estrategia de su mentor político, que busca ampliar la base del partido sumando a figuras peronistas. Orrego ha intentado equilibrar las tensiones internas y mantener la unidad en el PRO, pero se enfrenta a críticas y presiones de aquellos que ven la alianza con el peronismo como una traición a los valores fundamentales del partido.

La guerra interna en el PRO refleja la creciente polarización y las diferencias estratégicas que existen dentro de la coalición. Mientras Larreta busca ampliar el espectro político del partido para ganar apoyo y fortalecer su liderazgo, Macri y Bullrich defienden una postura más rígida y purista, en la que el peronismo es visto como un adversario irreconciliable. En medio de esta batalla, Orrego se encuentra en una posición delicada, intentando mediar entre las facciones y mantener la cohesión del partido de cara a futuras elecciones.

LA GACETA NACIONAL

Comments

comments