El efusivo pedido del presidente Mauricio Macri a las provincias para que busquen reducir impuestos internos que impactan en las boletas de los servicios públicos fue recibido de manera dispar en el seno de Cambiemos. Mientras el gobierno porteño que encabeza Horacio Rodríguez Larreta está “buscando los mecanismos” para anunciar hoy que se suma a la iniciativa- a la que ya adhirió la bonaerense María Eugenia Vidal-las tres administraciones gobernadas por el radicalismo expusieron posiciones distintas, aunque no rechazaron del todo la iniciativa presidencial.

Casi un día después que Vidal, que anunció el fin de algunos impuestos provinciales que bajaran los montos de las tarifas entre un 6 y un 15 por ciento, Rodríguez Larreta hizo trascender que “hoy mismo” anunciaría una medida similar. “Los impuestos que bajó Vidal no existen en la ciudad, pero estamos analizando alternativas y hoy podría haber una definición”, afirmó a La Nacion un vocero del gobierno porteño.

Distinta fue la reacción del gobernador de Mendoza, el radical Alfredo Cornejo, para quien su provincia “ya hizo los deberes” en lo que hace a la baja de impuestos. “Acá se paga cero de Ingresos Brutos, y entre un 3 y un 4 por ciento de luz y gas que va a la provincia. Son unos $35 por boleta”, explicaron desde la gobernación. Funcionarios de Cornejo ya explicaron esta situación en la reunión de ayer del Consejo Federal de Energía, en la que se aprobaron las propuestas de Cornejo para prorratear las tarifas de gas y la continuidad del actual esquema de tarifa social.

Fuente: La Nación

Comments

comments