CÓRDOBA.- Mauricio Macri se mostró ayer confiado en que el Fondo Monetario Internacional (FMI) autorizará el desembolso de los US$5400 millones que deben llegar este mes. «Hemos cumplido todo», dijo en su primera visita a Córdoba después de las PASO. Llegó para inaugurar el quinto parque educativo municipal con el intendente Ramón Mestre y retomó el tono de campaña, que había dejado en las últimas semanas. En las tres oportunidades en que habló pidió «disculpas» por no haber podido resolver los problemas.

Con respecto a la relación con Alberto Fernández, el Presidente indicó que hay «diálogo abierto permanente». «Siempre tratando de convocar a la prudencia y llevar calma. Queremos que este proceso electoral no dañe aún más a los argentinos y que tengamos estabilidad económica. Queremos que lo que pasó después de las PASO no nos afecte más, porque más dólares y más inflación les hacen mucho daño a los argentinos», agregó.

En la que fue su 21» visita oficial a la provincia, no se encontró con el gobernador -su «amigo, el Gringo»- Juan Schiaretti, quien estaba inaugurando una obra en el interior provincial. Durante todo el recorrido estuvo acompañado por el diputado nacionalMario Negri, quien encabeza la lista de candidatos para octubre. En la ceremonia del parque didáctico, el legislador compartió escenario con Mestre, quien fue su rival en la elección a gobernador; ya en la campaña antes de las PASO dejaron de lado las diferencias.

«Pido disculpas porque dije que la inflación se iba a resolver rápido, pero con verdad y honestidad vamos a resolverlo -sostuvo en el marco del primer acto, donde los interesados en asistir debían anotarse a través de una aplicación-. En lo económico nos falta, pero desde hace 70 años que la economía no funciona. En unos años más la inflación va a ser un tema del pasado. Juntos lo vamos a hacer». Cuando los presentes cantaron el clásico «sí se puede» de Juntos por el Cambio, Macri respondió con el gesto de llevar las manos detrás de las orejas, como el Topo Gigio.

Después, en una breve charla con los periodistas, agregó: «Mi principal tarea en este momento es lograr la estabilidad económica y llevar tranquilidad. Lamentablemente, las PASO generaron una disrupción económica y alteraron todo el proceso. Estamos convencidos de que la elección no sucedió y estamos con toda la energía para ir al ballottage y continuar trabajando».

La jornada incluyó un paso «de sorpresa» por Montecristo (una localidad a 27 kilómetros de la ciudad capital), la inauguración de una fábrica de bicicletas adaptadas; el recorrido por el depósito fiscal de la Cámara de Comercio Exterior (Cacec), donde funciona un puerto seco (la inversión fue de US$18 millones), y una charla con los directivos de la Cacec y otra, aparte, con autoridades de más de una decena de cámaras de pymes.

Ante las consultas por las protestas sociales, que se profundizaron los últimos días, el Presidente afirmó que se tomaron «muchas medidas para contener» y que el Gobierno está «cerca, atendiendo todas las demandas». Al salir de la fábrica de bicicletas adaptadas, Macri insistió en que probablemente «exigimos demasiado para ir construyendo las bases para seguir adelante», pero reiteró: «Escuchamos el mensaje. En el pasado no tenemos soluciones; las soluciones están en el futuro».

Acto espontáneo

Cuando llegó a Montecristo fue a una panadería, donde comió un chipá. En la plaza ya se había reunido gente ante el rumor de que Macri haría una visita. Así, improvisó un acto subido a la caja de una camioneta de la municipalidad. «Pido disculpas porque dije que la inflación se iba a resolver rápido, pero con verdad y honestidad vamos a resolverlo», subrayó. Fue interactuando con los vecinos que le hablaban y añadió «depende de nosotros, tenemos que cambiar la historia». En Montecristo, en las PASO, Juntos por el Cambio ganó cómodamente y en la elección municipal, el radicalismo renovó. Verónica Gazzoni sucederá a su primo, Fernando Gazzoni, quien gobernó durante 12 años. «¿Creemos o no creemos que se puede?», preguntó y la gente respondió con el canto «sí se puede». «Vamos, Argentina; vamos, Córdoba», cerró y agradeció diciendo: «Me llevo este momento en el corazón». Sostuvo que es un cordobés «por adopción» y que está unido a esta provincia «de por vida».

Fuentes del macrismo confirmaron a LA NACION que en la campaña que comienza la próxima semana habrá «varias visitas» del Presidente tanto a la capital como al interior provincial con el objetivo de aumentar la diferencia de 18 puntos que le sacó al Frente de Todos en las PASO.

 

 

fuente LA NACION

Comments

comments