FM Cosmos

Últimas noticias: San Juan, Argentina hoy

El constitucionalista Félix Lonigro criticó a la Corte por su fallo

El abogado, que generalmente se expresa en contra de medidas impulsadas por el gobierno, esta vez coincidió con el oficialismo

El abogado, que generalmente se expresa en contra de medidas impulsadas por el gobierno, esta vez coincidió con el oficialismo

Lonigro dice que la Corte se equivoó en una intrepretación de costintución provincial

El abogado constitucionalista y profesor de Derecho Constitucional en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, Félix Lonigro, no estuvo de acuerdo con el fallo de la Corte Suprema de Justicia que suspendió las elecciones a gobernador y vice en San Juan y Tucumán, y muchos de los que habitualmente lo critican por su postura contraria el gobierno nacional utilizaron esos argumentos técnicos, llevando agua para su molino.

Lonigro consideró que la Corte se equivocó; que la interpretación de una Constitución provincial está reservada a la justicia local, y que debió haber rechazado intervenir en ambos casos.

Para eso, el constitucionalista justificó su postura, al sostener que el máximo tribunal solo debe intervenir cuando advierte que podría haber una lesión a una norma de la Constitución Nacional.

En este caso, la Corte advirtió que, en principio, la norma que se habría vulnerado es el artículo 5 de la Constitución Nacional, que establece que las provincias están obligadas a tener un sistema republicano, cuya característica, entre otras, es la alternancia en el ejercicio del poder. Y por eso decidió intervenir, dictando ambas medidas cautelares.

Para el abogado constitucionalista ahí radica el error, y se preguntó: “¿Qué es la alternancia en el ejercicio del poder? ¿Qué significa renovación periódica de las autoridades? ¿significa alternancia de personas, de proyectos o de partidos? ¿se lesiona cuando se supera un período, dos, tres… cuántos?”.

Entendió que se satisface la referida alternancia cuando el pueblo tiene la posibilidad, con periodicidad, de renovar los mandatos de sus autoridades.

Su postura respecto de un tema que recalentó la pelea entre la Corte y el Gobierno nacional, fue aprovechada por ciertos sectores vinculados al oficialismo, para defenestrar al máximo tribunal.

Esto es lo que le molestó a Lonigro, porque sus comentarios fueron bien recibidos por sectores que a menudo lo critican.

“Les gustó a muchos de los que habitualmente están en contra de mis opiniones”, reconoció en diálogo con este medio.

Lonigro lamentó haber sido funcional a los intereses de un sector político que permanentemente embiste contra la Justicia, por el solo hecho de haber criticado el fallo de la Corte con argumentos técnicos, no políticos.

El Fallo de la Corte por las elecciones

En una suerte de “manifiesto profesional”, el constitucionalista recordó que su perfil es académico, y se despegó de esos comentarios agraviantes, del oficialismo, para con la Corte Suprema de Justicia de la Nación:

“Cuando opino sobre temas jurídicos, no me interesa saber a quién le sirve políticamente.

Soy un técnico del derecho constitucional, y mis análisis son consecuencia de ese perfil”, señaló en diálogo con Infobae.

Asimismo, consideró: “Si en general opino en contra de todo lo que institucionalmente hace el kirchnerismo, es porque, en ese sentido (y en otros también) hacen todo mal.

Pero mi crédito es la honestidad intelectual, y jamás lo dilapidaría supeditando mis análisis a intereses políticos”.

“No coincidí esta vez con la interpretación que hizo la Corte, pero no por eso voy a desconocer su relevante rol institucional en un Estado de Derecho.

Esta decisión de ninguna manera significa una vulneración a la democracia ni a la República; tampoco proscribe a nadie; es simplemente una interpretación que la Corte hizo y con la cual yo disiento. Puedo estar acertado o no en mi análisis, pero es el que técnicamente creo que corresponde y lo sostengo.

En ese sentido, tengo el crédito de ser alguien técnicamente objetivo, y esa objetividad profesional no la voy a rifar por considerar que mis dichos puedan ser tomados a favor de algún sector político”, concluyó el abogado de gran trayectoria en el mundo jurídico.

Qué dijo Lonigro sobre la Corte

Desde su visión jurídica, el argumento de la Corte para tomar el tema es que las provincias están obligadas a tener un sistema republicano, con su respectiva división de poderes, independencia del poder judicial, y la renovación periódica de autoridades, y en el caso de San Juan y Tucumán esto estaría en peligro.

Sin embargo, cree que en esta oportunidad el concepto de sentido del alcance de la expresión renovación periódica es difuso y ambiguo.

“Creo que la alternancia se satisface con la posibilidad de darle al pueblo, periódicamente, la posibilidad de renovar el mandato de sus autoridades, y eso ocurre”, justificó en un reportaje en el programa Modo Fontevecchia.

Las provincias argentinas tiene asignada por la Constitución Nacional la facultad de cómo elegir a sus autoridades y no se pueden meter con ellos ninguno de los tres órganos de gobierno de la nación.

“El tema es que la renovación periódica de autoridades no tiene nada que ver con que primero gobierne A, después B y luego C”, justificó.

El fallo de la Corte es reprochable

Pero para Lonigro, lo reprochable es que en las provincias haya regímenes que les den la posibilidad a sus candidatos de ser gobernantes eternamente y mencionó los casos de las provincias de Santa Cruz y Formosa.

“Es condenable, pero no deja de ser un tema local.

Si hubo una vulneración de la Constitución provincial, lo tiene que resolver la provincia”, añadió.

“Es lamentable que ocurra, es una desgracia y los gobernadores son ‘capangas’ que someten a sus pueblos. Pero que sea cierto, no significa que se pueda meter la Corte de la Nación, porque es un estado federal. Si no cambiemos la Constitución, hagámoslo unitario y que el gobierno de la nación se meta en todos lados”, planteó al respecto.

Para Lonigro, lo que no debería haber es la posibilidad de reelección. Ninguna. Y acá surge otro debate, ya que la Constitución Nacional lo permite.

“Allí se permite a un mismo presidente en 20 años gobernar 16 y a los legisladores ser reelegidos de forma indefinida. La Constitución Nacional también tiene rasgos antirepublicanos y cuasi monárquicos y es menos 1994 es menos republicana que la anterior”, consideró.

“Soy muy crítico de la reforma porque el tema de la reelección y otras cuestiones que afectaron la transparencia del sistema republicano, como los DNU, la delegación legislativa, fueron tumores cancerígenos que se le inocularon, tornando difusas las características del sistema republicano”, concluyó.

INFOBAE

Comments

comments