FM Cosmos

Últimas noticias: San Juan, Argentina hoy

Dos provincias ya avisaron que no pagarán el bono de Massa

En Santa Fe explicaron que ya se había acordado con los gremios la aplicación de una cláusula gatillo. Misiones, se despegó del anuncio

En Santa Fe explicaron que ya se había acordado con los gremios la aplicación de una cláusula gatillo. Misiones, se despegó del anuncio

Los que no pagarán el bono de Massa

Horas después del anuncio del ministro de Economía y candidato por Unión por la Patria, Sergio Massa, la provincia de Santa Fe avisó que no pagará a sus empleados el bono de $ 60 mil porque ya se había acordado con los gremios la aplicación de una cláusula gatillo. También tomó distancia Misiones.

El gobernador Omar Perotti consideró que el bono establecido por el Gobierno nacional «tiene mucho que ver con lo que cada uno negoció y generó en sus jurisdicciones». En ese sentido, afirmó que Santa Fe ya tenía acordado «un mecanismo frente a cualquier instancia de desfasaje de inflación como las cláusulas automáticas o gatillo para preservar el poder adquisitivo».

«Lo que se está recurriendo en algunos lugares es porque hubo discusiones salariales que no contemplaron de ninguna manera el desfasaje que se generó con la inflación y la devaluación. Acá la provincia tiene resguardadas estas instancias», aseguró el mandatario en diálogo con Radio 2.

Se establece porcentajes mensuales

Sobre ese mecanismo, explicó que «se tratan de establecer porcentajes mensuales que si no se alcanzan porque el índice de precios lo superó, automáticamente se liquida ese desfasaje, sean dos o tres puntos, para que se mantenga el poder adquisitivo».

«Es diferente a lo que se hizo en otras jurisdicciones que tienen que analizar una suma fija para acortar esa distancia o para buscar una actualización», agregó.

En esa misma línea se expresó el ministro de Trabajo provincial, Juan Manuel Pusineri, quien destacó que la última paritaria «contempló un aumento superior» a la suma fija que anunció Massa.

«En Santa Fe vamos a cumplir con el acuerdo paritario que firmamos hace diez días y que se empieza a aplicar ahora», manifestó. «En las categorías más bajas los sueldos tendrán un incremento cercano a los 40 mil pesos», detalló en LT8 Rosario.

En medio de las restricciones del Fondo Monetario y la necesidad de recuperar votos, Massa anunció el domingo por la noche una suma fija por única vez de $ 30.000 en septiembre y octubre para los trabajadores del sector privado y público con sueldos netos de hasta $ 400.000.

Aliviar los bolsillos en ¿SECTORES VULNERABLES?

El monto no remunerativo será a cuenta de las paritarias y alcanzará a 5,5 millones de empleados, mientras las empresas podrán descontarlo del pago a cuenta de contribuciones -microempresas (100%) y pymes (50%). Una medida apoyada por la CGT, pero «sin acuerdo» con los empresarios, según fuentes de la UIA y CAC.

Atento a la ola de saqueos y robos como a la aceleración de la inflación -en agosto podría tocar el récord del 14% mensual-, el Gobierno lanzó una batería de medidas, que incluyen bonos, créditos, exenciones impositivas y beneficios a más de 15 millones de personas.

El objetivo es aliviar los bolsillos con medidas temporales a los sectores más golpeados por la devaluación implementada el día después de las primarias, viendo de acotar el impacto en las cuentas públicas, tras el acuerdo alcanzado con el FMI para seguir reduciendo el gasto.

Misiones también tomó distancia

Misiones, una de las provincias aliadas de Massa, también se desmarcó del bono a empleados públicos. Al igual que Santa Fe, sostuvo que prefieren las paritarias.

El ministro de Hacienda de Misiones, Adolfo Safrán, justificó la decisión de no pagar el bono al explicar que dieron «aumentos en julio y agosto y hay otros sectores como la docencia y las fuerzas de seguridad que recibirán incrementos en septiembre».

El funcionario dijo que «los aumentos ya están pactados» y que el anuncio realizado por Massa “se aplica al ámbito privado porque en muchos sectores no estaban previstos aumentos salariales para estos meses y ese bono es a cuenta de las paritarias».

«Safrán explicó que en Misiones tienen «otra mecánica de trabajo que está vinculada a mesas paritarias que se reúnen cada dos o tres meses».

Entonces, argumentó, lo que hay que hacer es «revisar para ver si el aumento pactado está en línea con la realidad económica que se vive a partir de lo que pasó después del 14 de agosto».

En ese sentido, el funcionario no descartó la posibilidad de revisar esos acuerdos teniendo en cuenta la evolución de la inflación tras la devaluación que decidió el Gobierno un día después de las elecciones primarias.

Pese al rechazo de las medidas, la ministra de Trabajo Raquel “Kelly” Olmos amenazó con multar a las empresas que no paguen el bono.

Advertencia de los intendentes por el bono de Massa

Como contó Clarín este lunes, también los intendentes del Conurbano bonaerense, claves para el armado electoral de Unión por la Patria, avisaron que no tienen fondos para dar los dos bonos de 30.000 pesos. Por eso, informalmente, reclamaron que la Nación o el gobernador Axel Kicillof les aporten los fondos.

La polémica sigue abierta porque el mandatario bonaerense se niega a aportar un extra cuando él mismo tiene inconvenientes para juntar la plata. Aunque en su caso, el flujo de fondos desde la Casa Rosada está mucho más aceitado.

Restricciones de los que reciban el bono y multas a empresas

La ministra de Trabajo de la Nación, Raquel “Kelly” Olmos dio más precisiones sobre el bono de $ 60.000, que se pagará en dos cuotas, para empleados públicos y privados: el tope de $ 400.000 netos (para los salarios mensuales) y las restricciones para comprar dólar ahorro afectarán a los trabajadores. Pero para las empresas, que se quejan y advierten que esto echará «más leña al fuego» en materia inflacionaria, habrá multas si no pagan la suma fija.

Para recibir ese extra de $ 30.000 en septiembre y octubre, los trabajadores deberán cobrar menos de $ 400.000 neto al mes en agosto. De esta forma, según ejemplificó la ministra, los que ganen hasta $ 370.000 recibirán el bono completo. Aquellos que reciban más pero no superen el tope recibirán un proporcional.

Al ser consultada sobre cómo se calculan ese ingreso de $ 400.000, Olmos señaló: «Son netos, incluyendo todos los adicionales». Es decir, que los gastos como guardería o teletrabajo se incluyen a la hora de hacer el cálculo. Si el adicional lo pone por encima de los $ 400.000, ese empleado no recibirá el bono.

Otras de las cuestiones, es que si los fondos -para pagar el extra- los termina poniendo el Estado, los trabajadores quedarán inhabilitados para comprar dólares en el mercado cambiario a valor oficial. Se trata del cupo de US$ 200 de dólar ahorro al que acceden unos 700.000 argentinos cada mes.

«Nosotros queremos ese dinero vaya a la brecha, queremos que vaya a consumo”, explicó al respecto.

El tercer ítem, apunta a las empresas, que ya pusieron el grito en el cielo por el bono. La ministra advirtió que para las que no paguen el bono habrá multas.

Medida ¿Olbigatoria para empresarios?

Los empresarios advierten que esta medida arrojará «más leña al fuego» en materia inflacionaria. A otros les preocupa cómo financiarán ese esfuerzo extra.

“Busca enmascarar una realidad, pero arroja más leña al fuego, o piensa que ese bono no se va a trasladar a los precios”, sugirieron a Clarín en una Pyme que se las ve en figurillas para abonar $ 30.000 con el sueldo de agosto la semana que viene, y otros $ 30.000 en octubre y luego ponerse en la cola de espera a que el Estado le reembolse el 50%.

“No sabemos en cuánto tiempo será la devolución y mientras tanto hay que hacer el esfuerzo financiero”, dicen. los empresarios.

En diálogo con Urbana Play, la ministra fue clara: “Si no pagan, tienen una infracción. Van a tener que pagarlo y, encima, una multa”, y en ese sentido indicó que para fiscalizar que se cumpla con la medida se apoyarán en los gremios.

Al respecto, destacó, en diálogo con FutuRock, el rol que tendrán los sindicatos para detectar las faltas de los empleadores. “Debemos tener el acompañamiento de los gremios para identificar aquellas empresas que no paguen». Ayer, ya había hecho una advertencia en esa dirección: «El trabajador tiene canales anónimos para la denuncia».

CLARÍN

Comments

comments