Tras una jornada de desconcierto e idas y vueltas, el titular de la Comisión de Legislación Penal, Juan Carlos Vega, confirmó que finalmente no existe un “dictamen” en relación al proyecto que plantea la legalización del aborto, sino que sólo se trata de un “predictamen”. Varios legisladores que dijeron que apoyarían nunca firmaron.

Insólito: diputados dicen que faltan dos firmas para el dictamen de aborto

Según el jefe de la comisión, con las seis firmas que posee el texto no se consiguió el dictamen.

Ante esta situación, Vega señaló que esperará hasta hoy al mediodía para que algunos radicales que estuvieron ayer en el reunión y no firmaron el dictamen puedan hacerlo.

Entre esos diputados están los radicales Oscar Aguad, Elsa Álvarez y Ricardo Gil Lavedra, que estuvieron, pero no adhirieron al texto.

Si bien ayer se dijo en la comisión que se había conseguido el dictamen y se pasaría el texto a las comisiones de Acción Social y Salud Pública y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, este miércoles se dio una importante polémica en la Cámara baja sobre la validez del proyecto.

“Hasta ahora tenemos seis firmas, para que el dictamen sea legal necesitamos ocho firmas”, insistió Vega.

Los diputados Patricia Bullrich (Coalición Cívica), Omar De Marchi (Demócrata de Mendoza) e Ivana Bianchi (Peronismo Federal) presentaron sendos pedidos de impugnación al dictamen ante el titular de la Cámara baja, Eduardo Fellner.

Al texto suscribieron Victoria Donda, Horacio Alcuaz (Frente Amplio Progresista), Rubén Lanceta (UCR), Diana Conti y Fernando Gil Lozano (Coalición Cívica).

También envió su adhesión el diputado Jorge Rivas (Nuevo Encuentro), que tiene autorización para votar a la distancia por cuestiones de salud, pero todavía ese respaldo no se había contabilizado.

La única opción que queda es que los radicales que asistieron a la reunión y no firmaron lo hagan en las próximas horas, tal como permitirá Vega.

De todas formas, se anticipa que esas adhesiones podrían ser cuestionadas, ya que el reglamento interno de la Cámara establece que los dictámenes se pueden acompañar exclusivamente durante la reunión de comisión y no fuera de ese ámbito.

En el caso que se declare el dictamen como inválido, Vega señaló que recurrirá a convocar a un plenario de las tres comisiones que deben tratar el tema para que se pueda poner ese texto en conocimiento de los legisladores y buscar un avance es ese escenario, situación que también se presenta difícil teniendo en cuenta que el tiempo límite para dictaminar es el próximo 20 de noviembre.

FUENTE: Infobae

Comments

comments