Aunque el Gobierno asegura que mantendrá el diálogo con los dirigentes antimineros, estos rechazan por completo proyecto Conga.

Al parecer, los grupos antimineros que han convocado el paro indefinido en Cajamarca que arrancó ayer contra Minas Conga, proyecto de US$4,800 millones, no tienen la menor intención de dialogar con el Gobierno. Incluso, ahora amenazan con radicalizar sus protestas si Ejecutivo persiste en su apoyo a dicho emprendimiento minero.

Así lo manifestó Ramón Abanto, secretario general del Sutep de Celendín, quien considera que “no se puede convivir con el agua y el oro”, como lo cree posible el presidente Ollanta Humala. Por ello exige al jefe de Estado que respete sus compromisos de campaña hacia la protección de los recursos naturales.

“El Gobierno ahora está incumpliendo su promesa y esto lo entendemos como traición al pueblo”, dijo Abanto en Primera Noticia. “Lo que queremos es que se solucione el problema, pero no permitiendo actividades mineras en la cabecera de las cuencas. Por eso, nosotros no vamos a entrar a un diálogo, (porque) eso significa negociar cuánto cuesta la vida”, agregó.

De otro lado, el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, aseguró que hay una “posición unilateral” de parte de toda la población respecto al tema ambiental y que las protestas pueden continuar si las reuniones con el Gobierno central no son favorables.

“Si hasta ahora las autoridades no ponen su voluntad para venir a Cajamarca, nuestros esfuerzos por continuar (con las protestas pacíficas) estarían llegando a un límite”, comentó en el noticiero Abre los ojos.

 

FUENTE: PERÚ 21

Comments

comments