29 noviembre, 2022

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Mercados: El riesgo país se acerca a los 3.000 puntos

En 2.951 puntos básicos a las 10:30 horas, fue el riesgo país. El indicador de JP Morgan, en su nivel más alto desde mayo de 2020

En 2.951 puntos básicos a las 10:30 horas, fue el riesgo país. El indicador de JP Morgan, en su nivel más alto desde mayo de 2020

El riesgo país que dejó afuera a De La Rua

En la historia aparece la gestión de Fernando De la Rua, quien asumió el 10 de diciembre de 1999 con una economía en declive (ese año la economía se contrajo un 4%) y el compromiso de mantener el «uno a uno» heredado por el régimen de convertibilidad heredado de la gestión anterior. Con un modelo económico que daba señales de agotamiento, el Gobierno recurrió al FMI, pero la incertidumbre global se reflejó en el riesgo país, que llegó a un máximo de 4753 en los meses previos a la crisis de diciembre de 2001 que derivó en la renuncia del presidente.

Pero el más alto no fue este en la historia sino en la transición al gobierno de Eduardo Duhalde que se disparó a más de 7 mil puntos básico.

Pero el de hoy casi a 3000, da mucho que pensar.

Los bonos argentinos desplomados

Los bonos soberanos en dólares vuelven a bajar este viernes, según la referencia de los bonos Globales con ley extranjera, que restan un 0,4% en promedio, para registrar nuevos mínimos desde que salieron a cotizar a los mercados en septiembre cuando Argentina reestructuró su deuda.

“Esto se da en medio de dudas sobre la economía doméstica ante una inflación sin control, y un crecimiento del déficit fiscal por el alto gasto público. Se suman a esto, las tensiones políticas en la coalición de gobierno, las cuales generan una mayor incertidumbre. Influye la aversión al riesgo global ante la esperada suba de tasas de la Fed (de los EEUU)”, explicaron los analistas de Research for Traders.

Escenario del riesgo país

En este escenario, el riesgo país medido por JP Morgan, que mide la brecha de tasas de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, escala 38 unidades para la Argentina, a 2.951 puntos básicos a las 10:30 horas, la cifra más alta desde el 14 de mayo de 2020.

“La falta de contundentes señales políticas y económicas acrecentó la desconfianza de los inversores. Esto no sólo se vio reflejado en los precios de los bonos, sino también en una fuerte suba del dólar informal”, agregaron desde Research for Traders.

Los precios de los bonos Globales del canje retrocedieron 63% en promedio desde que salieron a cotización en 2020
Los bonos en dólares siguen sin encontrar un piso y cotizan con paridades demasiado bajas. Los globales GD29, GD30, GD35 y GD46 ofrecen una paridad menor a USD 19 por cada 100 nominales.

El GD30 que ofrece un retorno de 43,3%, rinde poco menos que un bono de Ucrania con duration similar que promete un 44,1% anual en plena guerra con Rusia. En cambio, el GD29 rinde más en comparación con el bono ucraniano, ofreciendo 46,7% anual.

“El deterioro de los números fiscales, la alta emisión monetaria y la difícil situación cambiaria empañan el panorama. Así, no sorprende ver el riesgo país en máximos en dos años”, explicaron desde Portfolio Personal Inversiones.

Le piden terminar con el modelo para no repetir el riesgo país

Germán Fermo, Head of Strategy del Grupo IEB (Invertir en Bolsa), afirmó que “en el corto plazo hay que achicar el agujero del déficit y con esto enviar una señal a todos los argentinos de que se va a frenar la emisión de pesos. Esto es lo que hay que hacer. Tiene costo político por supuesto. Estamos en una situación donde el médico te dice: o te amputo una pierna o te amputo las dos, te va a doler igual. En cualquier caso, pero si no lo hacemos el costo político va a ser incluso mayor porque estamos en un contexto de inflación acelerada. La inflación es un virus que te pega directamente a tu bolsillo real, por lo tanto, no hacer nada va a tener un costo político superior a hacer algo en ambos escenarios”,

“El Gobierno de ningún modo puede enfrentar esta crisis haciendo “más de lo mismo”. Se ha anunciado que el gasto público quedará supeditado a la trayectoria de la recaudación pero, dadas las circunstancias, esta no es un ancla fiscal contundente”, señaló Jorge Vasconcelos, economista Jefe del IERAL de la Fundación Mediterránea.

INFOBAE/REDACCIÓN

Comments

comments