29 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Sierras Chicas: se agrava la falta de agua

Salsipuedes califica la situación como desesperante. La Granja evalúa cerrar hoteles en pleno verano. Saldán se sumó a la lista.

Seca. Virginia Saiz, en su casa de Saldán: ni una gota sale de la canilla. La crisis va sumando localidades (La Voz).

Seca. Virginia Saiz, en su casa de Saldán: ni una gota sale de la canilla. La crisis va sumando localidades (La Voz).

Río Ceballos. La crisis hídrica en Sierras Chicas se agrava con el paso de los días. El problema se multiplica en varias localidades que deben soportar casi sin agua la actual ola de calor. La situación es tan complicada que algunos pueblos turísticos de la región ven ya comprometida su temporada de verano.

La emergencia afecta no sólo a los habitantes de áreas rurales y de los barrios más alejados de cada localidad sino también, a los pobladores de las zonas céntricas, countries y barrios cerrados.

En las últimas semanas se sumaron a la emergencia localidades que parecían sin inconvenientes graves, como Saldán y La Calera.

Saldán se suma. En Saldán, que hasta hace semanas no sufría restricciones, un tercio de la localidad padece ahora la falta del recurso.

En su domicilio del barrio cerrado Prados de la Villa, Virginia Saiz, es testigo: “Esta forma de vivir es insostenible. No tenemos agua ni para lavar la ropa o la vajilla. Nos bañamos en casas de amigos o familiares, tenemos que gastar en la compra de bidones, y encima nos cobran por un servicio que nos prestan 15 días al mes”.

Norberto Ferrandi, de la asociación del barrio en donde viven unas 200 familias, se reunió con autoridades de la cooperativa de agua y del municipio local por esta situación.

“Intervendremos nosotros en la reparación de una bomba, que aportará un vecino, para aliviar la falta de agua. Lo prioritario es la salud y los niños. La cooperativa tiene falencias pero en esta urgencia el problema lo resolveremos entre los vecinos”, explicó Ferrandi, quien adelantó que con esta alternativa hoy podría resta­blecerse el servicio al menos en ese sector.

Desde la cooperativa de agua local admitieron falencias aunque replicaron que buena parte del problema se origina en los excesos que se registran en los consumos domiciliarios.

“Es muy triste que pretendan atribuirnos la responsabilidad por la falta de agua, cuando ni siquiera tenemos para bañarnos”, se lamentó Saiz.

Vecinos de Saldán no descartan movilizarse si la situación no se soluciona.

Salsipuedes, peor. Si en Saldán molestan dos 
semanas casi sin agua, en Salsipuedes los calificativos no alcanzan. Allí, para el 80 por ciento de sus 11 mil habitantes, la situación ya es desesperante. Llevan meses sin servicio de red, y con camiones que les dejan agua casa por casa, pero apenas cada ocho o 10 días.

Ayer, un grupo de vecinos se concentró frente al municipio de Salsipuedes para exigir alguna solución.

“El problema ya es constante y cada día mayor. Hay familias que hace 15 días no reciben nada de agua. Es muy jodido vivir así, no hay derecho ”, se quejó Luciano Torres, vecino de barrio El Pueblito.

Varios vecinos anticiparon que de persistir la falta de agua se apelará a un corte de la ruta E 53, vía estratégica para llegar a Jesús María, que celebra el Festival de Doma y Folklore.

Algunos anticiparon su voluntad de promover cortes sorpresivos de rutas.

Tras el reclamo vecinal, el intendente Sergio Cornejo admitió que existen zonas periféricas con graves carencias de agua. “Priorizamos el envío de agua a los sectores donde puede haber riesgo sanitario, pero estamos desbordados. El municipio se encuentra en situación de quebranto económico por tratar de sostener el servicio alternativo con camiones, que es caro. Pero en estos momentos hay que impedir que se generen enfrentamientos entre los vecinos por el agua”, añadió Cornejo, quien se comprometió a respaldar el reclamo y las medidas de fuerza de los vecinos.

Ese municipio viene rogando a la Provincia y la Nación apoyo para alguna salida urgente ante semejante emergencia.

Río Ceballos y Cabana. El dique La Quebrada, que abastece de agua a Río Ceballos, acentúa su bajante. Ayer estaba ya a 10,50 metros del vertedero, con un promedio de nueve centímetros de descenso por cada día sin lluvia. En Río Ceballos el servicio tiene cortes programados dos días por semana.

Hasta el año pasado, ese dique abastecía a Unquillo, Mendiolaza y Río Ceballos. Hoy, no alcanza a cubrir la demanda de Río Ceballos.

Otro punto complicado es Cabana, vecino a Unquillo, cuya cooperativa propia de agua no puede ya extraer del arroyo y de las napas que se secaron. Allí también recurren al reparto en camiones, casa por casa.

 

La zona de Ascochinga, reseca

Nunca visto. Al norte de Sierras Chicas, La Granja es una localidad turística, sobre todo en su sector de Ascochinga. Pero la falta de agua pone en riesgo los servicios turísticos. “El panorama es muy complicado, los hoteles y complejos que dependen de la red están funcionando con lo mínimo indispensable. Es impresionante ver cómo día a día el río retrocede de 200 a 300 metros en su caudal, lo que influye en la sequía de los pozos.

Existen acequias de más de 100 años que nunca estuvieron secas y hoy no corre una gota de agua”, describió con angustia el intendente, Carlos Ambrosich.

Cierre. Con este cuadro, los administradores de algunos hoteles y complejos de cabañas evalúan cerrar, en pleno verano, si no pueden garantizar el mínimo indispensable a los visitantes.

Comments

comments