Imagen activaEstrasburgo, Francia, 13 jun (PL) El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, admitió hoy la existencia de un problema sistémico en ese bloque y llamó a adoptar medidas para enfrentar la crisis de la deuda.

Barroso pidió a los líderes de la Unión Europea (UE) que en la cumbre del 28 y 29 de este mes acuerden un calendario para lograr una unión bancaria, presupuestaria y política con el fin de crear confianza sobre la irreversibilidad del euro.

“Hemos de admitir que tenemos un problema sistémico y debemos articular la visión de adonde debemos ir y también una senda muy concreta para llegar allí”, dijo el presidente de la CE al intervenir en el plenario del Parlamento Europeo.

De acuerdo con Barroso, no todas las capitales son conscientes de la necesidad de tomar decisiones a corto, mediano y largo plazos para dar una respuesta global a la crisis de la deuda.

En su opinión, el rescate a la banca española aprobado el pasado fin de semana prueba que la UE es capaz de reaccionar rápido.

“Ha demostrado de nuevo que se equivocan las críticas de quienes dicen que no hacemos frente a nuestros problemas”, añadió.

El presidente de la CE se pronunció a favor de mantener a Grecia dentro de zona euro, aunque advirtió que debe cumplir las medidas de ajuste y rigor presupuestario impuestas por sus socios europeos.

“Grecia debe quedarse en la eurozona, asumiendo que respeta sus compromisos”, dijo.

Un portavoz del ejecutivo comunitario debió salir al paso la víspera a informaciones sobre posibles planes de contingencia ante un eventual abandono de Atenas del grupo de la moneda común.

Los problemas económicos y financieros han sido los protagonistas en la sesión plenaria de este mes en la Eurocámara, luego de que España se convirtiera en el cuarto país en recibir ayuda de la eurozona.

Comments

comments