La permanencia de Julio De Vido como diputado pende de un hilo. El pedido de desafuero elevado a la Cámara baja por el juez federal Luis Rodríguez abrió ayer una grieta en el interior del peronismo que podría terminar con la protección de la que goza el emblemático ex ministro kirchnerista y dejarlo sin inmunidad de arresto .

Envalentonado por el pedido judicial, Cambiemos decidió acelerar los tiempos y convocó a la Comisión de Asuntos Constitucionales para el próximo martes con la intención de emitir dictamen y llevar el tema al recinto al día siguiente.

“Vamos a reunir a la comisión el martes para sacar dictamen y tratar el desafuero de De Vido el miércoles en el recinto”, afirmó Pablo Tonelli (Pro-Capital), presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, quien se mostró confiado en que, ahora sí, podrán reunir los dos tercios de los presentes que se necesitan para quitarle los fueros al legislador.

Las luces de alarma en el tablero kirchnerista se encendieron luego de que José Luis Gioja, presidente del PJ y diputado del FPV por San Juan, admitió que el escenario ya no era el mismo que se registró en julio último, cuando el kirchnerismo y varios legisladores peronistas cerraron filas y rechazaron el pedido de expulsión impulsado por el oficialismo.

“Si la Justicia lo pide, hay que hacerle caso a la Justicia”, afirmó ayer el veterano dirigente peronista. La idea esgrimida por Gioja se estaría extendiendo como reguero de pólvora entre varios de los legisladores que defendieron a De Vido con el argumento de que no existía una orden judicial.

Desde la izquierda también llegaron malas noticias para De Vido. “Votaremos el desafuero ante un pedido del juez”, afirmó Néstor Pitrola, ex diputado por el Partido Obrero y actual candidato a senador nacional por la provincia de Buenos Aires.

Todo indica que el mismo camino seguirán los cinco diputados del Movimiento Evita (Peronismo para la Victoria), los seis del Frente Cívico de Santiago del Estero -que responden al senador Gerardo Zamora- y lo tres del Frente Renovador de la Concordia de Misiones, que lidera el ex gobernador Maurice Closs.

Si se suman los monobloques que también se ampararon en la falta de un pedido de la Justicia para rechazar la expulsión de De Vido, como Alcira Argumedo (Proyecto Sur-Capital), el ex ministro kirchnerista estaría perdiendo cerca de una veintena de apoyos que lo dejarían prácticamente al borde del desafuero.

El desamparo que rodea a De Vido quedó demostrado en el silencio en el que se sumieron los principales referentes de la bancada kirchnerista de la Cámara baja, que prefirieron evitar pronunciarse sobre el pedido judicial hasta tener un panorama interno más claro.

Una situación agravada

La situación del emblemático ex ministro se agravó en apenas un puñado de horas. Por la mañana, la Sala II de la Cámara Criminal y Correccional Federal le ordenó al juez Rodríguez que pidiera el desafuero con el objetivo de poder detenerlo en el marco de la causa por la que se investiga la malversación de $ 600 millones de obras públicas en Río Turbio.

La contundencia del pronunciamiento de los camaristas dejó sin margen de maniobra a Rodríguez, que poco después del mediodía cumplió con la orden y giró el pedido a la Cámara de Diputados.

En julio último, fueron 95 los diputados que votaron en contra de separar del cuerpo al ex ministro. De esta manera, y a pesar de haber obtenido mayoría de 138 votos, el pedido de expulsión no prosperó, al no alcanzar la mayoría agravada de los dos tercios de los presentes que exige la Constitución.

Ayer, las tornas empezaban a girar de manera dramática en contra de que De Vido pudiera mantener su condición de diputado nacional.

Los primeros conteos daban más de 160 votos a favor de su desafuero.

En ese escenario, desde el oficialismo salieron a machacar sobre la necesidad de ir a fondo contra el ex ministro kirchnerista.

“El círculo se cierra sobre Julio De Vido, no hay justificaciones para que permanezca como miembro de la Cámara de Diputados”, sentenció Mario Negri (UCR-Córdoba), presidente del interbloque de Cambiemos.

En el kirchnerismo, en tanto, analizaban la posibilidad de que De Vido renuncie y que asuma su suplente para no perder así un voto.

Así votaron los diputados

138 votos

Votaron a favor de la salida de Julio De Vido de la Cámara de Diputados en la sesión del 26 de julio, los bloques de Cambiemos, el massismo y sus aliados, parte del bloque del PJ, el Partido Socialista, Libres del Sur, y los bloques Salta Somos Todos, Bicentenario y Brigadier General Juan Bautista Bustos

No

95 votos

Se opusieron a apartar al ex ministro de Planificación el Frente para la Victoria, Compromiso Federal, parte del PJ, Peronismo para la Victoria, Primero Tucumán, Bloque de los Trabajadores, Juntos por Argentina, Frente Cívico por Santiago, Proyecto Sur-UNEN, el FIT y el monobloque del PTS

Abstención

3 votos

Los ausentes fueron 20 diputados. Hubo tres que estuvieron presentes y votaron por la abstención: Silvina Patricia Frana (Frente para la Victoria), Sergio Raúl Zilotto (Partido Justicialista) y Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista-Frente de Izquierda)

fuente LA NACION

Comments

comments